La Cerámica Bereber Femenina del RIF

Un poco sobre nosotros y de nuestro trabajo de campo:

María José Matos y Jorge Wagner  

   Somos los dos, europeos nacidos en Marruecos, Jorge en el Rif en Al-Hoceimade nacionalidad alemana y yo en Casablanca de nacionalidad portuguesa.

Nos conocimos en Al-Hoceima donde nos casamos y  vivimos por los años 70. Conocíamos la cerámica que se producía en el lugar ya que estábamos acostumbrados a verla en venta en el zoco y habíamos adquiridos  algunas piezas para decorar nuestra casa  ya que siempre nos había parecido una cerámica muy bonita e interesante. Después de algunos años dejamos Marruecos por  España.

En los años 80, decidimos volver a Al-Hoceima y nos quedamos sorprendidos de no encontrar cerámica del lugar ni en el pueblo ni en los zocos. Toda la que se vendía  venia del sur y era torneada y barnizada, muy diferente a la que teníamos en casa que era modelada y no llevaba ningún barniz. Nos llamo mucho la atención y despertó nuestra curiosidad. ¿Porque había desaparecido esta cerámica tan bonita, sabíamos que eran alfareras las que la producían pero ¿Dónde estaban?¿Quedaría todavía alguna alfarera en activo?

Fue entonces cuando decidimos volver con más tiempo, preparados con nuestras cámaras y  buscar el sitio de producción de esta alfarería.

Volvimos al Rif, con nuestro 4x4 nos adentramos por los montes, preguntando en todos las aldeas que cruzábamos y finalmente llegamos hasta Indarduchen de Tamasint. Siempre no había gustado hacer documentales y yo tenía pasión por la fotografía y pensamos que si la suerte nos acompañaba podríamos filmar todo el proceso de elaboración y obtener unas fotos de todo el proceso.

 

Conocimos a Thamimount, la alfarera, solo quedaba ella en activo en el douar. Después de unas negociaciones con el marido y el consentimiento de la alfarera  empezamos nuestro trabajo de campo. 

Era un mundo de mujeres, solo yo pude entrar con las cámaras y sentada en el suelo sobre un trozo de piel de borrego, la alfarera Thamimount, paso a paso con su experiencia de sus muchos años, me  iba revelando desde el modelado de la arcilla que recogía de la cantera al lado de su casa hasta el horneado final, La elaboración milenaria, sin torno, sin horno tradicional y dibujando (con un tinte vegetales de lentisco y utilizando  pincel hecho por ella con pelos de lomo de cabra), estas maravillosas vasijas que no había variado desde el neolítico hasta el final del siglo XX.

Allí y así empezó nuestras andaduras por todo el Rif.

 

Por fin habíamos terminado nuestro  Documental THAMIMOUNT la última alfarera (29mn).

Pero esto era solo el principio. Paralelamente iniciamos una investigación y descubrimos que el Rif era un puzle de 56 tribus de tradición alfareras.  Empezamos a visitar una por una a todas estas tribus y a sus alfareras, adquiriendo así  sus cerámicas para poder hacer un inventario y un estudio exhaustivo de la producción alfarera del Rif y de sus alfareras. Cada vez nos veíamos mas atrapados por la belleza de las formas y de la decoración de estas vasijas y vajilla. El proceso, la situación, las creencias, la herencia ancestral eran la misma pero cada tribu era fiel a sus formas y su decoración dándole así su sello de identidad por un lado local y haciéndolas únicas a la vez.

Fueron 48 viajes al Rif en 12 años de un trabajo de campo intenso, interesante, ameno, alucinante,  descubriendo a unas mujeres alfareras que siguiendo la tradición aprendieron el oficio de sus madres y estas de las suyas. Mujeres alfareras que aprendieron a cuidar y proteger a sus familias rodeándose de simboles que reflejaban en la decoración de la cerámica  que era su lenguaje secreto ante las adversidades de la vida.

Este trabajo de campo lo damos a conocer con las exposiciones de las cerámicas, los documentales y  la publicación de los libros:

Cerámica rifeña Barro femenino

La simbología de la cerámica femenina bereber del Rif